viernes, 2 de septiembre de 2016

Cupcakes de queso mascarpone y fresas

¡Hola tod@s!

¿Qué tal estáis? ¡Espero que genial! Sí, ya sé que tengo muy abandonado el blog, pero vuelvo para traeros novedades. Después de varias semanitas de vacaciones, remontamos con varias recetas que espero os gusten muchísimo.

Sin ir más lejos, la siguiente receta que os traigo triunfó mucho en su momento (un regalito que les hice a mis compis del trabajo) y es muy sencilla de preparar.


Ingredientes (para unos 20 cupcakes):

Para la masa de los cupcakes:

  • 150 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar blanquilla
  • 50 gr de miel 
  • 2 huevos tall L
  • 250 gr de harina 
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1 pizca de sal 
  • media cucharadita de extracto de vainilla
Para la crema:

  • 400 gr de queso mascarpone
  • 200 gr de azúcar glas (tamizado)
  • 150 ml de nata de repostería

Para el sirope de fresa:

  • 300 gr de fresa
  • 150 gr de azúcar
  • 100 ml de agua
  • fresas para decorar
Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo. 
  2. En un molde para cupcakes, vamos incorporando las cápsulas de papel para luego verter la masa sobre los mismos. 
  3. En un recipiente, primero batimos muy bien el azúcar con los huevos, la miel y el extracto de vainilla. Una vez hayamos conseguido una mezcla pálida, incorporamos la mantequilla, la cual debe estar a temperatura ambiente. Batimos muy bien durante unos cinco minutos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. 
  4. Una vez esto, en otro recipiente, mezclamos los ingredientes secos: la harina, la levadura y la pizca de sal y, poco a poco, los vamos incorporando a la otra mezcla. 
  5. Cuando hayamos mezclado muy bien todos los ingredientes con una espátula, pasamos a verter la masa en las cápsulas. 
  6. Con una cuchara de helado, vamos poniendo una cucharada en cada uno de las cápsulas, pero recuerda no llenar más de 2/3 de la cápsula. 
  7. Una vez tengamos esto preparado, lo llevamos al horno durante 20-22 minutos. Para comprobar que no están crudas, sólo tenéis que insertar un palillo en el centro del cupcake, y si éste sale limpio, es que está perfecto. Una vez listos, dejamos reposar sobre una rejilla hasta enfriar. 
  8. Seguimos con la siguiente tanda y repetimos el proceso. 
Vamos ahora a preparar la crema:

  1. En un recipiente, vertemos el queso y el azúcar glas tamizado anteriormente. Mezclamos muy bien y conservamos en la nevera.
  2. Para batir la nata, te recomiendo que previamente hayas metido en el congelador las varillas con las que vayas a batirla, así como el recipiente; sobre todo en épocas de mucho calor. En este caso, queremos obtener una nata firme para que cuando vayamos a mezclarla con el mascarpone no se "baje". Es cierto que el queso mascarpone ya tiene un alto porcentaje de materia grasa; sin embargo, la nata le dará mucha más firmeza y un toque mucho más suave. 
  3.  Empezamos a batir la nata a velocidad baja durante cuatro minutos o hasta que veamos que ya empieza a tener textura sólida. A partir de este punto, subimos la velocidad y seguimos batiendo hasta que quede totalmente firme. 
  4. Sacamos de la nevera la otra mezcla y con una espátula y poco a poco, vamos incorporando la nata al mascarpone con movimientos envolventes. Una vez todos los ingredientes estén integrados, convervamos la mezcla en la nevera. 


Ahora, toca el sirope de fresa:
  1. Lavamos muy bien las fresas y reservamos unas cuantas para decorar. 
  2. Las cortamos en daditos y las incorporamos en una pequeña cacerola junto con el azúcar y el agua y las llevamos al fuego muy bajo durante unos 40 minutos o hasta que hayamos conseguido una reducción. 
  3. Las pasamos un poco por la batidora para que no queden muy grandes los tropezones de fresa, pero si no os gusta encontraros tropezones, seguis batiendo y luego coláis la mezcla. 
  4. Una vez hayamos preparado ese sirope, lo reservamos. 
Nos toca montar los cupcakes:

  1. Sacamos la crema de la nevera y la metemos en una manga pastelera utilizando la boquilla que más os guste. 
  2. Vamos a rellenar primero los cupcakes, por lo que le hacemos un agujero a cada uno de ellos, rellenamos y los tapamos de nuevo con la parte de bizcocho que hemos quitado de la parte superior. 
  3. Una vez esto, con la manga pastelera, decoramos los cupcakes con la crema. 
  4. Incoporamos el sirope de fresa que habíamos preparado anteriormente y vamos decorando con fresas que habíamos reservado. 
Si no los vais a consumir en el momento, os aconsejo que los metáis en la nevera hasta el momento de disfrutarlos.





¡Espero que os haya gustado!

¡Feliz viernes!

domingo, 27 de diciembre de 2015

Pastafrola

¡Hola de nuevo!

Y aquí estoy otra vez, aprovechando el tiempo para subir nuevas recetas que he hecho últimamente. En este caso, os traigo una de las tartas típicas de Argentina que cuando era pequeña, mi madre me la preparaba mucho ya que me encantaba. Me ha trasmitido esta receta y nunca la había preparado ahora en mi casa, así que como mi madre había preparado dulce de membrillo (el ingrediente esencial de esta receta) lo aproveché para hacer esta tarta. Es una receta ideal para acompañar con el té o el café si os chifla (como a mi) el dulce de membrillo.



Como os acabo de decir, la Pastafrola tiene como ingrediente base el dulce de membrillo. En este caso, el membrillo no debe estar duro, es decir, debe ser una crema para poder extenderla bien por toda la tarta y que, de esta manera, cubra toda la masa. En este caso, la masa que debemos preparar para esta receta es la misma que hemos utilizado para realizar la Lemon Pie, de la cual ahora os dejaré el enlace para que podáis acceder a ella.



Sin más, ¡allá vamos con la receta!.

Ingredientes:


Preparación: 

  1. Hacemos la masa para la pastafrola siguiendo los pasos que os he dejado en la masa de la Lemon Pie
  2. Pasada la hora, precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo. Quitamos la masa de la nevera. 
  3. Deshacemos el dulce de membrillo. Lo cortamos en trocitos y lo calentamos con unas cuatro o cinco cucharadas de agua. Tras esto, dejamos reposar. 
  4. Ahora, tras espolvorear un poco de harina sobre una encimera, estiramos la masa. Forramos con la masa un molde redondo de unos 25 o 30 cm de diámetro previamente enmantecado y enharinado. 
  5. Una vez hayamos forrado el molde, debemos cubrirlo con el dulce de membrillo. 
  6. Con la masa que ha sobrado, cortamos tiras y formamos pequeños "churros" para decorar por encima del dulce de membrillo. 
  7. Pintamos las tiras con huevo batido. 
  8. Llevamos la tarta al horno durante 40-45 minutos. 
  9. Pasado este tiempo, sacamos del horno la tarta y la dejamos reposar sobre una rejilla. 
  10. Y, ¡lista para disfrutar! 


¡Espero que os haya gustado la receta y que intentéis hacerla en casa!




¡FELICES FIESTAS!

Cookies con chips de chocolate negro y blanco

¡Buenos días!

¿Qué tal estáis? ¿Cómo van esas fiestas navideñas? ¡Espero que muy bien!

Hace mucho tiempo que no publico una receta, y es que con el trabajo no me da mucho tiempo a dedicarme a ello. Sin embargo, en estos días, quería pasarme de nuevo por el blog para compartir esta receta que os traigo para celebrar estos días de fiesta. Están muy bien para comer de postre, una merienda o simplemente para tenerlas en un tarro en la cocina y que, quien quiera, vaya cogiendo cuando se pase por allí.

Como os adelanto en el título, la receta que hoy os traigo son galletas (cookies) con chips de chocolate negro y blanco. Os recomiendo que el chocolate negro sea de calidad, es decir, al menos de un 70% de cacao; y el chocolate blanco que sea especial repostería.



Bueno, sin alargarme más, ¡aquí va la receta!

Ingredientes para unas 15 galletas:
  • 200 gr de harina de repostería
  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • una cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de miel
  • 50 gr de chocolate negro 70% cacao
  • 50 gr de chocolate blanco 
  • 1 huevo talla L
  • 150 gr de azúcar glas


Preparación: 
  1. Precalentamos el horno a 170º C, calor arriba y abajo. 
  2. Preparamos la bandeja del horno y la forramos con papel de horno para que las galletas no se peguen. Reservamos. 
  3. Una vez esto, vamos a preparar la masa.
  4. En un recipiente y con un batidor eléctrico, mezclamos primero la mantequilla hasta formar una crema suave. 
  5. Posteriormente, añadimos a la mantequilla el huevo, el azúcar, la miel y la esencia de vainilla. Mezclamos durante dos minutos hasta obtener una masa homogénea, suave y brillante. 
  6. Ahora, tamizamos la harina y la incorporamos, poco a poco, a la masa anterior. Mezclamos bien con una espátula hasta integrar todos los ingredientes. 
  7. Cortamos los chocolates con un cuchillo en cuadraditos y los incorporamos a la masa. Mezclamos bien con una espátula. 
  8. Ahora, con un saca bolas o con las manos, vamos formando bolas de masa. Lo he hecho con un saca bolas para poder controlar la cantidad de masa y para que salgan todas con la misma forma. Una vez las hayamos puesto todas en la bandeja y encima del papel de horno, si queréis, para darles aún más forma, podéis aplastarlas con los dedos y darles una forma un poco más redonda. De todas maneras, formando las bolas directamente con el saca bolas, se "bajarán" una vez dentro del horno y se formarán. 
  9. Dejamos reposar la masa dentro de la nevera durante unos 10 minutos. 
  10. Pasado este tiempo, las llevamos al horno durante unos 15 minutos o hasta que veáis que se han dorado por arriba. Os recomiendo que las dejéis el tiempo estimado ya que queremos conseguir que los chocolates queden por dentro crudos para que, cuando vayamos a dar el primer mordisco, aún esté fundido el chocolate y podamos disfrutar más de la galleta. Si queréis que las galletas salgan más crujientes, dejadlas unos dos minutos más. 
  11. Y ahora, ¡toca disfrutar!



¡Espero que os haya gustado la receta y la probéis hacer en casa!




¡FELICES FIESTAS!

lunes, 14 de septiembre de 2015

Cupcakes al ron y a la miel

¡Hola de nuevo! Ya estoy por aquí con una nueva receta, escribiendo como puedo con la mano derecha, ya que la izquierda la tengo un poco mal, pero bueno, tenía que subir esta receta como fuera.

Hoy os traigo unos cupcakes buenísimos que le preparé a mi amiga Inma ya que nos había invitado a comer, así que se merecían algo bien rico.

¡Os van a encantar!

Preparación: 20' merengue italiano + 10' fundir chocolate + 30' preparación masa + 20' cocinado cupcakes por tanda + 20' enfriado de cupcakes + 30' enfriado chocolate.
Salen unos 15 cupcakes.
Dificultad: Media



Ingredientes:


  • Merengue italiano
  • 300 gr de chocolate puro repostería
  • 125 gr de miel
  • 1 yogurt natural
  • 125 ml de aceite de oliva
  • 200gr de maizena
  • 250 gr de harina 
  • 125 gr de azúcar
  • 180 ml de ron 
  • cerezas en almíbar para decorar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • ralladura de medio limón 
  • medio sobre de levadura
  • miel para rellenar los cupcakes
  • 4 huevos




¡Allá vamos con la preparación!


  1. Vamos a preparar primero el merengue italiano. Aquí os dejo el enlace para su preparación: Lemon Pie. Una vez hecho, lo dejamos enfríar. 
  2. Ahora, precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo. 
  3. Batimos muy bien el azúcar, la miel y los huevos hasta obtener una masa suave y disuelta muy bien el azúcar. 
  4. Añadimos ahora el aceite y la esencia de vainilla. Mezclamos bien. Añadimos la ralladura de limón. 
  5. Incorporamos el yogurt hasta obtener una mezcla homogénea. 
  6. Una vez esto, tamizamos el harina y la mezclamos junto con la maizena y la levadura. 
  7. Mezclamos los ingredientes secos a la mezcla anterior, poco a poco. Una vez tengamos bien integrados los ingredientes, vamos a ir preparando las cápsulas. 
  8. Cogemos un sacabolas. En cada cápsula vamos a poner 1 cucharada y media o si preferís, dos tercios de la cápsula. 
  9. Dejamos reposar una vez hayamos rellenado todas las cápsulas de la primera tanda. 
  10. Pasados unos minutos, metemos al horno la primera tanda durante 20 minutos a 180ºC. 
  11. Repetimos hasta terminar la masa. 
  12. Una vez hayamos terminado todas, dejamos reposar sobre una rejilla. 
  13. Cuando hayan enfriado, vamos a fundir el chocolate al baño maría. Cuando se haya fundido del todo, pasamos el chocolate a otro recipiente para que enfríe antes y dejamos hasta que enfríe del todo, pero hay que estar vigilándolo para que no endurezca. 
  14. Ahora, les hacemos una agujero con un palillo, bien hondo pero procurando no tocar el fondo. Rellenamos con miel. Quitamos las migas que hayan podido quedar en la superficie del cupcake y si queréis, antes de esto, podéis quitarle la parte más puntiaguda del cupcake con un cuchillo para aplanarlas un poco. 
  15. En una manga pastelera con una boquilla abierta, vamos poniendo el merengue. Ahora, en cada cupcake vamos a poner merengue y empezamos desde el centro haciendo círculos hacia arriba. 
  16. Una vez lo hayamos puesto merengue en todos los cupcakes, los llevamos a la nevera durante 20 minutos. 
  17. Una vez pasado este tiempo, y habiendo vigilado previamente que el chocolate sigue fundido y frío, en otra manga pastelera (yo uso desechables) sin boquilla esta vez, vamos a ir poniendo el chocolate fundido. 
  18. En cada uno de los cupcakes, vamos a ir poniendo chocolate desde arriba dejando que el chocolate se vaya deslizando por todo el merengue. 
  19. Ahora, en la punta, decoramos con una cereza en almíbar. Cuando tengamos todos los cupcakes, los llevamos a la nevera a enfríar, aunque podemos comerlos sin llevar a enfríar si no tenéis paciencia. 
  20. ¡Y ya las tenéis listas para disfrutar!

Espero que os haya gustado. ¡Muchos besos!

martes, 25 de agosto de 2015

Lemon curd y merengue italiano

¡Hola de nuevo! Ya estoy por aquí.

Como os dije en la receta anterior, esta receta también es ligera, suave y ¡con mucho limón! Creo que esta receta es perfecta para estos últimos días de verano y sobre todo para tomar después de esas comidas copiosas.

Espero que os guste esta receta porque la lemon curd es una crema maravillosa que se puede combinar con muchos sabores y además, podéis usarla en cualquier momento. La lemond curd tiene su origen en Inglaterra y suele reemplazar a la mermelada, por lo que podéis untarla en las tostadas del desayuno si queréis. Además, esta crema o curd podéis hacerla con otras frutas como naranja o pomelo, pero siempre dejando la base de huevos, azúcar y mantequilla. ¡No tiene más dificultad!

¡Allá vamos con la receta de este postre riquísimo! ¡Os va a encantar!

Preparación: 60 min preparación lemon curd (incluye tiempo de cocción y reposo) + 30 preparación merengue italiano
Comensales: 8
Dificultad: Media




Ingredientes para la base de galleta:


  • 50 gr de mantequilla
  • 1 vasito (pequeño, como de chupito) de moscatel 
  • 1 paquete de galletas de limón rellenas
Ingredientes para la lemon curd: 

  • ralladura de medio limón 
  • 4 huevos
  • 125 ml de zumo de limón (3 limones grandes)
  • 125 gr de azúcar
  • 125 gr de mantequilla (cortada en daditos)

Ingredientes para el merengue italiano: 

  • 4 claras
  • de azúcar: el doble de lo que pesen las claras

Preparación de la base: 

  1. En el microondas, clarificamos la mantequilla y la mezclamos con el moscatel y con el relleno de las galletas. Mezclamos muy bien y reservamos. 
  2. Hacemos polvo las galletas, y las vertemos a la mezcla anterior. 
  3. En ocho copas o vasos, repartimos las galletas y aplastamos con los dedos o con un mortero para hacer una base. Llevamos los vasos a la nevera para que endurezca. 
Preparación de la lemon curd: 

  1. En una cazuela grande ponemos agua a calentar para baño maría. 
  2. En otra, y con un tenedor o varilla manual, batimos los huevos. 
  3. Una vez esto, vertemos el azúcar y mezclamos muy bien. 
  4. Ahora, añadimos la ralladura de limón y el zumo de limón. Mezclamos. 
  5. Llevamos esta cazuela a baño maría, fuego bajo. Removemos de vez en cuando. 
  6. Cuando la mezcla haya espesado, retiramos y dejamos enfriar. 
  7. Mientras vamos a preparar el merengue italiano. Aquí os dejo el enlace de cómo hacer merengue italiano, en la receta de la Lemon Pie


Montaje: 

  1. Sacamos las copas o vasos de la nevera. 
  2. Con ayuda de una manga pastelera o cuchara, vamos poniendo una capa de lemon curd en cada una de las copas o vasos. Repartimos bien. Siempre podéis hacer más lemon curd por si queréis para hacer más capas, pero con una es suficiente. 
  3. Ahora, con dos cucharas, vamos a hacer quenefas de merengue para una bonita presentación. 
  4. Por encima, la decoramos con una hojita de menta para darle un toque verde, o siempre podéis cortar en juliana la cascarita del limón y bañarla en almíbar. 



¡Y listo! ¡A disfrutar! Probad esta receta porque no tiene desperdicio. Es fácil, rica y le gusta a todo el mundo. 

¡Espero que os haya gustado! ¡Muchos besos!

lunes, 24 de agosto de 2015

Tarta mousse de yogurt griego y mermelada de melocotón

¡Hola de nuevo! ¿Cómo lleváis el verano? Ya ha empezado a refrescar, pero no por eso vayamos a decaer porque aún el verano no ha terminado. Por eso, hoy os traigo ¡tarta sin horno! y es una delicia. Muy suave, no muy dulce y ligera.

Además, luego también publicaré otra receta, igual de ligera y deliciosa. ¡Os va a encantar!

Así que, vamos a por la primera receta, su preparación e ingredientes.

Preparación: 2 h preparación mermelada + 18 horas reposo tarta en nevera + 30 min preparación tarta
Comensales: 15
Dificultad: Media



Ingredientes para la tarta:

  • 1kg yogurt griego (sin azúcar)
  • 8 hojas de gelatina
  • 300 gr de azúcar
  • 200 ml de leche
  • 400 ml de nata para montar 
  • 2 paquetes de galletas tipo "Oreo"
  • 150 g de mantequilla

Ingredientes para la mermelada:


  • 500 gr de melocotones 
  • 200 ml de agua
  • 4 hojas de gelatina
  • 250 gr de azúcar
  • canela en rama
  • cáscara de medio limón 


Preparación de la mermelada:

  1. Lavamos muy bien y pelamos los melocotones. 
  2. Los cortamos en daditos no muy grandes y los ponemos en una cacerola junto con el azúcar, la canela en rama, la cáscara de medio limón y el agua. 
  3. Lo llevamos a fuego bajo, removiendo de tanto en tanto, sin descuidarlo. 
  4. A los 20 minutos le tuve que retirar la canela en rama porque en mi caso, la canela que uso es bastante fuerte y creo que es por su procedencia, Brasil. Si la hubiera dejado durante las 2 horas de cocción la mermelada se hubiera quedado con un sabor muy fuerte a canela, y eso no queremos. 
  5. Dejamos cocinar durante dos horas, removiendo de vez en cuando. 
  6. Una vez pasado este tiempo, dejamos reposar fuera de la nevera en otro recipiente. 
  7. Si os sobra mermelada (que os sobrará) ¡¡os servirá para el desayuno!! 


Preparación de la tarta:

  1. Untamos muy bien de mantequilla nuestro molde de 25 cm de diámetro o forramos la base con papel de hornear.  
  2. Le quitamos el relleno a nuestras galletas y hacemos polvo las tapas de las mismas. 
  3. Clarificamos la mantequilla en el microondas. 
  4. En un recipiente mediano, mezclamos las galletas junto con la mantequilla clarificada. 
  5. Una vez tengamos una mezcla homogénea, pasamos esta mezcla a nuestro molde y creamos una base uniforme con los dedos o con un pisa puré para así conseguir una base firme y sólida. 
  6. Llevamos la base a la nevera para que se endurezca. 
  7. En un recipiente, dejamos en remojo las hojas de gelatina. 
  8. En otro recipiente, vamos a montar los 400 ml de nata. NOTA: como otras veces os he comentado, os aconsejo montar la nata con las varillas frías o poniendo unos hielos bajo el recipiente donde vayamos a montar la nata. De esta forma, conseguiremos una nata firme. Una vez la hayamos montado, reservamos en la nevera tapada con papel transparente. 
  9. Ahora, en un cazo, llevamos a fuego medio 100 ml de leche junto con el azúcar. Cuando el azúcar se haya disuelto, retiramos muy bien el resto de agua de las 8 hojas de gelatina, y las añadimos a la leche, asegurándonos de que ésta se haya disuelto bien. Una vez esto, dejamos reposar y enfriar. 
  10. En un recipiente grande, vertemos el yogurt, y poco a poco vamos incorporando la mezcla de la leche, el azúcar y la gelatina. Ahora, le incorporamos el relleno de las galletas y poco a poco, la nata montada, con movimientos envolventes. 
  11. Una vez tengamos una mezcla homogénea, sacamos nuestro molde de la nevera y vertemos la mezcla del yogurt en el mismo. Esparcimos muy bien. Llevamos a la nevera durante toda la noche. 
  12. Pasado este tiempo, ponemos las 4 hojas de gelatina en remojo. 
  13. En un cazo, vertemos la mermelada y la calentamos a fuego medio. Una vez esto, le quitamos el exceso de agua a las hojas de gelatina, y las añadimos a la mermelada mezclando muy bien, cerciorándonos de que se haya disuelto la gelatina. Dejamos reposar hasta que se haya templado. Si llegásemos a verter directamente la mermelada caliente sobre la tarta, la derretiríamos, y esto, precisamente, no es lo que deseamos. Así que ¡paciencia!
  14. Una vez comprobemos que la mermelada se haya templado, sacamos la tarta de la nevera y vertemos por encima le mermelada, repartiéndola muy bien por toda la tarta. Volvemos a llevar a la nevera unas seis horas, aunque os recomiendo que la dejéis otra noche más, os aseguro que ¡sabrá mucho mejor! 



¡Y esto es todo! Espero que os haya gustado. ¡Muchos besos!

martes, 28 de julio de 2015

Galletas de avena y trocitos de chocolate

¡Hola! Ya estoy de nuevo por aquí con una nueva receta: ¡galletas de avena!

Para hacer esta receta me he inspirado en la receta de Adyagames la cual tiene una sección muy recomendada de recetas, una sección que le da un toque distinto y original a su perfil.

He querido modificar un poquitín la receta ya que he pensado en otros ingredientes, pero aquí os dejo el link de la misma en Youtube  por si queréis también hacer su versión: Galletas de avena light .




¿Por qué tardar más entonces? ¡Vamos a por la receta!

Preparación: 30 minutos + 15 minutos horneado
Salen unas 15 galletas
Dificultad: Baja


Ingredientes:


  • 1 huevo talla L
  • 50 gr de azúcar
  • 25 gr de miel 
  • 50 gr de harina
  • 25 gr de maizena
  • 115 gr de avena
  • 1 chocolatina (la que más os guste, en este caso he utilizado una tipo Bicentury)
  • 1 pizca de sal 
  • 75 ml de aceite de oliva (os recomiendo un aceite suave)




Preparación: 


  1. En un recipiente grande, mezclamos el huevo con el azúcar y la miel. 
  2. A continuación, le añadimos en hilo el aceite. Mezclamos muy bien. 
  3. A parte, mezclamos los ingredientes secos: la harina, la maizena y la pizca de sal. Una vez bien integrados, los añadimos a la mezcla anterior. 
  4. Ahora, nos toca incorporar la avena. En la receta de Adyagames, primero tritura la avena. En este caso, dado que los copos eran bastante finos, decidí no triturar para así notar más el copo en la galleta. 
  5. Ahora, cortamos a trocitos la chocolatina y los incorporamos a la masa. Mezclamos muy bien la masa untándonos las manos con un poco de aceite. 
  6. Precalentamos el horno a 180ºC calor arriba y abajo. Vamos preparando nuestra bandeja de horno con papel resistente. Para formar las galletas, primero debemos formar bolitas del tamaño de una nuez. Una vez las colocamos sobre el papel, las aplastamos para consiga forma de galleta. Si vemos que se nos pega la masa en las manos, volvemos a untarlas con un poco de aceite. 
  7. Ahora, toca llevarlas al horno durante 12 minutos o hasta que estén doradas (es decir, unos 2 ó 3 minutos más)
  8. Una vez hayan terminado en el horno, las dejamos reposar hasta que se hayan enfriado del todo. 
  9. ¡Y listo! ¡Ahora toca disfrutarlas!



¡Espero que os haya gustado! ¡Muchos besos!